Parroquia Checa recuerda a sus seres queridos

0
900

La pérdida de una persona significativa en nuestras vidas produce sentimientos negativos, los cuales muchas veces nos llevan a tener pensamientos dañinos. Eclesiastés 3 dice que hay tiempo para llorar y también para reír, por lo cual no debemos subestimar el tiempo de duelo. Tener un momento para llorar la muerte de alguien es importante, pero también es crucial que aprendamos a encontrar esperanza en medio del dolor. La Biblia dice que las personas que deciden aceptar a Jesús como su salvador y siguen sus enseñanzas, tienen un lugar especial junto a Él en el cielo. Esta promesa cambia nuestra perspectiva con respecto a la muerte, pues ya no se convierte en el fin, sino en el principio de una nueva vida feliz junto a Dios. Mientras estamos en la Tierra, podemos hallar paz y consuelo en Cristo, a través de lo que nos dice en su Palabra:

Isaías 41:10(PDT)

 


Galería de Imágenes Cementerio Parroquial


Imágenes cortesía de: Leonardo Alvarado T.